Recibe noticias, tips y recetas de cocina semanal, Suscribete!!
VISTOS RECIENTEMENTE

Hierbas Aromáticas

0 9 2 (0 )Votos

Home / Noticias / Hierbas Aromáticas




Cada hierba que se usa en la cocina tiene una especial y bien conocida afinidad con ciertos tipos de comida -la albahaca fresca con los tomates, la menta con las patatas nuevas, el romero con el cordero, la salvia con el cerdo-, pero sobre estas armonías no hay reglas establecidas, y uno de los placeres de la cocina estriba en preparar uno mismo sus propias combinaciones.
Esto es especialmente grato para quienes pueden salir a la huerta e inspirarse allí mismo, observando el verde espectáculo de las hierbas que crecen alegremente. Pero también el uso adecuado de las hierbas secas puede conducir a memorables descubrimientos, de modo que siempre hay que tener a mano una buena variedad, y no limitarse a un frasco de hierbas mezcladas que se echan indiscriminadamente sobre cualquier cosa.
Las hierbas del jardín o la huerta pueden secarse en casa, pero hay que recogerlas en el momento adecuado, antes de que florezcan, porque si no pierden fuerza. Se han de cosechar un día seco, pero nublado, y lavarlas rápidamente.
Las que son de hoja pequeña, como el tomillo, estragón y ajedrea, se dividirán en ramilletes que se atarán flojamente con un hilo. Entonces se cuelgan en bolsas de muselina, o bien se extienden sobre una tela o un periódico puesto sobre un bastidor, y se dejan secar en un lugar tibio.
El laurel, la salvia y la menta se pueden atar y secar de la misma manera o bien sumergirlas durante un minuto en agua hirviendo, secarlas sacudiéndolas y después terminar el secado en horno muy lento. El perejil es más difícil, porque es muy húmedo. Se puede secar sobre rejilla en horno muy caliente (200° C) durante un minuto, y después bajar el calor al mínimo y dejar el perejil hasta que esté bien seco.
Si se quieren desmenuzar las hierbas secas para guardarlas en frascos de vidrio, se hará con un rodillo de pastelería o con un molinillo; el proceso les devolverá su hermoso color verde. Los frascos se han de llenar hasta arriba, sin apretarlos, y asegurarse de que las tapas cierran bien, para conservar el aroma.
La mayoría de las hierbas más tiernas -menta, estragón, perejil, cebollino, eneldo, albahaca, perifollo y otras- se pueden congelar. Se oscurecerán al descongelarse, pero mantendrán su sabor. Como las hierbas son muy aromáticas, se han de guardar en recipientes herméticos para que no pasen su aroma a todo lo que hay en el congelador.






Sin Comentarios

Escribe un Comentario

61 2 ( )Votos